15 de abril de 2024

Tirando Deportes

Todas las disciplinas, acá

Tosolini teme por los clubes

El máximo dirigente de la Liga Regional de Río Cuarto comentó sus sensaciones.

El máximo dirigente de la Liga Regional de Río Cuarto comentó sus sensaciones.

Pasaron 3 semanas desde el anuncio de las medidas que impuso Córdoba para frenar la curva de contagios de Coronavirus en la provincia, dichos decretos llegaron a las ligas deportivas amateur que provocaron la suspensión inmediata de estas hasta la «finalización» de la directiva.

Y hoy, ya habiendo pasado tiempo, el panorama no parece alentador para la provincia que marca la cantidad de 2693 personas infectadas en el último registro y con el fallecimiento de 18. Con un 43.5% de ocupación de camas críticas y una preocupante ola en varias ciudades y pueblos cordobeses. Estas estadísticas están llevando al gobierno a tomar una decisión: Extremar las medidas, cortar más actividades y mantener las ya mencionadas.

Por eso mismo hoy Federico Tosolini, presidente de la Liga Regional Riocuartense, mostró su preocupación ante las inminentes medidas que ya vienen trayendo problemas desde que dieron curso, el 1 de Mayo.

«Una vez que la provincia haga el anuncio, nos reuniremos y tomaremos una determinación», fue el comentario que realizó a «Acción Deportiva». Y es que también Federico comentó que «muchos dirigentes evalúan cerrar los clubes si sigue el parate», ya que entienden que haber logrado subsistir un año muy duro económicamente para ellos, una prórroga de las medidas marcaría el cierre de algunos clubes: «Días atrás tuvimos una reunión por zoom y muchos dirigentes explicaron que evaluaban cerrar las puertas de los clubes si se seguía con la suspensión de las competencias o hasta que la situación se aclare un poco».

Peligra la integridad de varios clubes que integran el Torneo Regional riocuartense.

Hay que recordar que las ligas amateur (no solamente fútbol), hace dos semanas se movilizaron por toda la provincia para pedir la nulidad del decreto que indicaba la suspensión de estos, ya que decían que volver a parar indicaría el fin de algunos clubes. O como también dijo Mariscotti, presidente de Renato Cesarini, aquella vez ««Si esto se corta la deserción será muy grande y los clubes nos veremos en la obligación de cerrar nuestras puertas».